Home Tests autoadministrables Tests de aptitudes Atención y concentración (Test de Toulouse)
Atención y concentración (Test de Toulouse) Imprimir E-mail
Test autoadministrables - Tests de aptitudes

La atención y la capacidad de concentración no son elementos de la inteligencia,  sino condiciones previas indispensables.
Se habla de falta de concentración en general, pero debemos diferenciar tres fenómenos distintos:

1) La falta de atención, entendiendo por esto que el sujeto no cuenta con la capacidad de concentrar su atención en una orientación determinada.

2) La falta de una correcta distribución de la atención. El intelecto, en su actividad normal, se orienta simultáneamente en varias direcciones para realizar su trabajo continuo de análisis y síntesis. La atención necesita así distribuirse continuamente. Podemos considerar como un caso de incorrecta distribución de la atención, por ejemplo, al niño que se abisma tanto enuna cosa que ni ve ni oye. Éstapuede ser también la actitud del neurótico que al concentrarse en un solo tema se refugia y elude pensar en otra cosa.

3) La  falta de perseverancia. El sujeto no puede concentarr su atención en un solo tema durante un tiempo prolongado. Se canso pronto y su trabajo disminuye considerablemente, o carece en absoluto de constancia y abandona pronto la tarea que le exige concentrar la atención. Puede tratarse de un síntoma pasajero, como ocurre comúnmente en la pubertad. 

Los test pueden ser útiles no sólo para el diagnóstico, sino también como entrenamiento, pues la capacidad de concentración puede aumentarse hasta cierto punto con métodos adecuados.

 

Test de Toulouse:

Consigna:
Fíjese bien en los tres modelos de signos que están en la parte de arriba de la hoja.
Luego observe los múltiples signos que le siguen a continuación a aquellos tres.
Debe tachar, con una rayita, todas las figuras que sean exactamente iguales a esas ters. Empiece por arriba, de izquierda a derecha. Hágalo lo más rápidamente posible, pero sin saltar ninguno de los signos que sean iguales a esos tres.

La prueba dura diez minutos. Cada vez que se cumple un minuto, el testista debe decir:

Haga una cruz en el lugar de la hoja donde se encuentra ahora y siga como antes.

 

Test de toulouse - plancha

 

Elaboración:

Se deben contar los cuadfrados correctamente tachados, las omisiones y los errores en general y de cada minuto, con el objetivo de conocer el desarrollo de la persona a lo largo de la prueba. Se espera un rendimiento creciente durante el primer minuto y muy alto los primeros minutos, con un leve descenso del rendimiento sobre el final.( Para este recuento, la hoja tiene impresos los aciertos del lado opuesto con el fin de poder colocar el papel sobre un foco de luz y contabilizar estos tres factores con mayor facilidad).

 

Valoración cuantitativa:

1) El número de cuadrados bien tachados debe ser superior a 100..

2) el número de las fallas (omisiones + errores) no debe sobrepasar el 10% de los aciertos.

3) los errores no deben sobrepasar las dos quintas partes de las omisiones.

 

Valoración cualitativa:

1) Fracaso del punto 1 (El número de aciertos por debajo de lo señalado) demuestra por lo general una inhibición anímica. Un puntaje alto de aciertos con muchos errores y omisiones (ejecución precipitada) puede indicar un estado de ansiedad generalizada.

2) Fracaso del punto 2 (errores + omisiones por encima del 10 % de los aciertos), podemos considerarlo una falla de concentración, que será profunda en el caso de que superen el 20 %.

3) Fracaso del punto 3 (proporción de errores sobre omisiones), podemos interpretarlo como falta de inteligencia, cotejándolo con otras técnicas de inteligencia.

 

Otra fórmula para evaluar el resultado del test:

formula
El resutado no debe ser inferior a 80.

 

 
 

¡Profesionales!